Cuando la Calidad deja de ser un mero manual de documentos para integrarse como parte de los valores de la empresa, ese es el reto que ACESUR está trabajando.

Es una experiencia seguir descubriendo cómo las personas somos capaces de llevar la calidad en nuestra labor cotidiana, sólo así tendremos un producto excelente. Hemos trabajado gracias a ADECCO y Valentín la incorporación de la calidad como un valor en las acciones personales y del equipo. Un valor sin comportamiento es humo. Transformamos el mundo desde los valores.